Alimentación Saludable en el Trabajo

Alimentación Saludable en el Trabajo

¿Sufres de falta de concentración, insomnio o ansiedad en tu trabajo? … La clave podría estar en tu alimentación.

Dadas las exigencias familiares y económicas, muchos trabajadores deben pasar la mayoría de su tiempo en su lugar de trabajo, volviéndose más difícil el acceder a una alimentación saludable.

Cuando la alimentación no es la adecuada, se genera una serie de deficiencias y trastornos en el organismo de carácter: físico, neurológico y psicológico, lo cual influye directamente en el rendimiento laboral.

Por ello, conocer la energía requerida de acuerdo a tus actividades laborales es muy importante, pues  no es lo mismo la energía que requerirá un empleado de una obra en construcción, que el dependiente de un banco o el entrenador de un gimnasio.

Alimentos que no pueden faltar en nuestra alimentación diaria.

  • Carne, cereales y legumbres.- Estos alimentos ricos en hierro y fibra constituyen la base de una alimentación saludable y te ayudarán a prevenir la anemia y la falta de concentración.
  • Frutos secos.- Como las almendras, semillas de girasol o de calabaza, que contiene magnesio, ayudan a proteger tu corazón y a prevenir el cansancio, la ansiedad, el insomnio, el estrés e incluso dolores de cabeza.
  • Hígado, huevos.- ayudan a prevenir alteraciones al sistema nervioso o problemas con los glóbulos rojos por su alto contenido de vitamina B12.
  • Cereales integrales, sardina, salmón, hígado.- Ricos en vitamina B6, ayudan a prevenir la depresión e irritabilidad, fortalecen la memoria y ayudan a reducir la presión arterial.
  • Frutas.- Nos aportan agua, vitaminas, minerales esenciales y fibra. Previenen el envejecimiento prematuro debido a su alto contenido de antioxidantes. Además te ayudan a mantener tu peso pues generan en el organismo una sensación de saciedad.

¿Como complementar nuestra alimentación?

  • Consumir líquidos. Esto ayudará a tu organismo a funcionar correctamente, además de contribuir en la prevención de enfermedades, principalmente del sistema urinario y del sistema circulatorio. La cantidad recomendada es de dos litros al día, siendo de hasta 3 litros en días calurosos o en trabajos que exijan mayor gasto energético.
  • Comer cinco veces al día en porciones pequeñas. De acuerdo a los expertos, esta es la mejor manera de mantener nuestro peso ideal. Al disminuir el tamaño de las raciones, nuestro organismo se ve obligado a aumentar el metabolismo y quemar mayores calorías. Es importante que los alimentos consumidos a media mañana o tarde sean nutritivos, descartando por completo la comida chatarra.
  • Realizar actividad física. Llevar una dieta equilibrada, acompañada de ejercicio físico regular, te hará sentir fuerte, sano y con mayor energía. Además, el ejercicio físico contribuye a mejorar cuadros de depresión leve o falta de autoestima, pues durante la actividad física se liberan sustancias químicas que generan en el organismo una sensación de satisfacción, logro y orgullo por alcanzar determinadas metas. También mejora la flexibilidad general del sistema osteomioarticular lo cual contribuye a que te sientas menos cansado y puedas rendir con mayor eficiencia en tu trabajo.

alimentación saludable

IMPORTANTE!

  • La promoción de la salud en las empresas, disminuye costos empresariales debido a que se reduce el margen de ausentismo por enfermedades.
  • Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), una mala alimentación en el trabajo causa pérdidas de hasta el 20% en la productividad en las empresas.

Por ello, la inversión económica utilizada para promocionar la salud en las empresas, no solo mejorará las condiciones de los trabajadores sino que también favorecerá la economía empresarial, pues contará con personas motivadas, productivas y con un alto sentido de pertenencia.

RECUERDA QUE:

Si tu alimentación es deficiente, también lo será tu calidad de vida, y tu capacidad de trabajo y esfuerzo se verá directamente afectados.


Deja un comentario